martes, 8 de enero de 2019

MUIÑOS DO FOLÓN E DO PICÓN - O ROSAL- PONTEVEDRA

1 de Enero de 2.019




 
 Comenzar el año con una ruta sencilla y   en este caso preciosa,  es una tradición que practicamos desde hace tiempo. Habíamos visto el reportaje de José Manuel en su  estupendo blog "escueladeairelibre.blogspot.com "  y nos decidimos a  viajar a A Guarda ( Pontevedra) y pasar allí unos días coincidiendo con el fin y comienzo de año. Un verdadero acierto. Y desde luego  una ruta apta para todos los públicos. Muchas gracias, José Manuel!
 

                                      Foto de portada: Muiños do Folón

 
Los molinos del Folón y del Picón son un grupo de 60 molinos en cascada, documentados ya en el siglo XVIII. Son un legado característico del rico patrimonio etnográfico de la comarca del Bajo Miño y como tal han sido declarados Bienes de Interés Cultural por la Junta de Galicia.

 
Se encuentran situados en el municipio de El Rosal, entre los lugares de Martín y Fornelos, en la ladera del monte Campo do Couto, desde el que además se puede observar todo el valle del Rosal, la desembocadura del río Miño y del monte en el que se encuentra el Castro de Santa Tecla
 
                        Al  fondo , Portugal. A la derecha, Monte Santa Tecla.
                  En el centro,  estuario del río MIño bajo la masa fría de aire
 
Los 60 molinos se encuentran divididos en dos tramos que reciben dos nombres diferenciados:
  • Los molinos del Folón: 36 construcciones en la vertiente del río Folón
  • Los molinos del Picón: 24 edificaciones en la vertiente del río Picón.
Dentro de los diferentes tipos de molinos existentes, se pueden clasificar como molinos de rodezno o de rueda motriz horizontal, y dentro de estos, en los molinos del Folón y del Picón podemos encontrar tanto molinos de canal (normalmente cubierta en el tramo más inclinado), en los que el agua desemboca justamente en el infierno donde está situado el rodezno; y molinos de cubo o de pozo, que se pueden observar en los tramos con más pendiente de la ruta, donde se almacenaba el agua en los cubos de los molinos superiores e de allí una vez que el molino ya la usara, pasaba al siguiente y así sucesivamente.
 
 
Los molinos más antiguos datan de principios del siglo XVIII, aunque también los hay del siglo XIX.
 
Todos están construidas con piedra y en pendiente junto al río para aprovechar la fuerza motriz del agua. De ellos salía la harina de maíz, pero también la de centeno o la de trigo para el consumo familiar.
 
Información extraída de Wikipedia.
 
Distancia recorrida: 3,7 Kms
 
Tiempo: Dos horas
 
Desnivel: 195m/ 203m
 
 
       Aparcamiento en Ponte das Penas
        
        El agua  y su sonido...una constante a lo largo de la ruta

      A partir de aquí comienza el ascenso...
      ... viendo molinos sueltos
   Hasta que encontramos esta maravilla:  Muíños do Folón   ( dispuestos  en carreiras)
 

                                         Panel informativo  en este punto de la ruta
                  Mecanismo que se repite de trasvase de agua de un molino a otro 
                                       
                                         Una verdadera joya además de bellísima estampa
                             Lindas cascadas procedentes del  Monte Campo do Couto
                                                           Silvia nos retrató así
         Ascenso fuerte con escalinatas entre los molinos
         Aquí una bifurcación nos permite visitar la Ermita de San Martiño
       Buena perspectiva desde lo alto
      
       Más muiños intermedios
        No pudo resistirse a dejar su  impronta en el suelo eh? Nada de paredes ni nada parecido...que lo lleve el viento!!!
                     Con Santa Tecla al fondo, cambiamos de ladera y comenzamos el descenso por los  Muíños do Picón




                       Una pareja que encontramos nos hizo este pequeño recuerdo

                                       Ruta finalizada con otro panel informativo
        Track de la ruta
      Grafico de la ruta
      Mapa de la zona

4 comentarios:

  1. Muy bueno el reportaje y muchas gracias por la referencia hacia mi. Tu entrada nos trae buenos recuerdos y tendremos que volver por la zona ya que nos quedó pendiente ir a Santa Tecla, de donde tenemos buenas referencias.
    Un abrazo para vosotros y un beso para la cada vez menos "peque".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú referencia fue importantísima para que pasáramos unos días maravillosos , así que otra vez gracias. Pues Sabra Tecla no se puede perder, es interesante y A Guarda una pasada. Nos acercamos a Valença y a Viana do Castelo y fue como ir a otro mundo 😂😂😂. Si , van creciendo , ya lo sabes. Un abrazo grande

      Eliminar
  2. Ya hjabía visto alguna imagen de esos molinos, pero la ruta completo nunca. Una preciosidad. A tener en cuenta por si arrimamos por la zona. (Vaya como creció Silvia)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, cae un poco a desmano pero si arrimas ... hay que ir a visitarlos. Crece a lo alto porque engordar ni un gramo , pero se va haciendo mayor. Ya ves cómo está tu Olaya... es inexorable ese paso del tiempo y yo encantada de verla crecer.... hasta que pueda!!! Abrazo fuerte .

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...